• Oscar Castillo

MATEMÁTICAS DE LIDERAZGO: ¿Sumas o restas valor?


Hace un par de años, mi hermana compartió conmigo cómo pasó varias horas viendo videos sobre "savants", personas que tienen habilidades mentales excepcionales. Estas personas tienen cierta experiencia en un campo determinado y tienen un gran talento increíble que las convierte en personas extraordinarias, aunque quizás limitadas en otras áreas. Por ejemplo, está Kim Peek, quien fue la inspiración detrás de la película ganadora del Oscar, "Rain Man", que tiene una habilidad asombrosa para recordar detalles aleatorios sobre casi todo, desde deportes hasta política e incluso las minucias de la monarquía británica.

Esto me llevó a ver otro video de otro "savant" llamado Daniel Tammet. Todo lo que el mira es un número. Por ejemplo, en el programa de David Letterman explicó que no solo ve un número; tiene una experiencia completa con colores e ideas abstractas. Fue divertido verlo decirle a David Letterman que el es como el número 117, porque es "un número atractivo ... es alto ... es un número larguirucho ... un poco tembloroso ..."

Inmediatamente después de terminar de ver la entrevista, mi mente se fue a mi loco y creativo mundo y comencé a imaginar si todos tuviéramos la misma habilidad de Daniel Tammet y pudiéramos ver el mundo a través de solo "lentes aritméticos". ¿Qué símbolo sería yo? ¿Qué símbolo serían los demás? ¿Sería yo el símbolo de más, el símbolo de menos, el símbolo de multiplicación o el símbolo de división? ¿Cual crees serias tu?

¿Serías el símbolo de SUMAS? Una persona que agrega valor a los demás, es una fuerza positiva, busca edificar a los demás y cuando se une a otros siempre crea crecimiento. ¿Eres un jugador de equipo, un animador, un tipo de líder que agrega valor a cualquier situación en la que Dios te ponga? Si ese eres tu, entonces “+” debería ser tu símbolo.

¿Serías el símbolo de MENOS? Al contrario del símbolo que suma, un símbolo de menos caracteriza lo contrario. Reflejaría a una persona que resta valor de los demás, una fuerza negativa, busca destruir a los demás, y cuando se unen con otros, terminan con menos, no más. ¿Te encuentras derribando lo que otros construyen? ¿Critica, picotea, pincha y desmantela con sus palabras, acciones y actitudes? Mírate bien. Los mejores líderes de la historia fueron las personas que anteponen las necesidades de otros que las de sí mismos.

¿Serías el símbolo de MULTIPLICACIÓN? Una persona que no solo agrega valor a los demás, sino que busca replicarse a sí misma, capacita a otros para que vayan más allá que ellos mismos y estimula a otros a crecer y ser mejores. A esta persona no solo le importa que otros asciendan y/o tengan éxito, sino que considera que es una insignia de honor ser parte de los éxitos de los demás. ¿Eres el fanático más grande de los demás? ¿Te encuentras buscando los grandes proyectos e inspirando a otros a dar un paso adelante y liderar? Los grandes líderes no solo agregan valor, sino que lo multiplican.

¿Serías el símbolo de DIVISION? Al contrario del símbolo de multiplicación, el signo de división significa una persona que divide, alguien que busca dividir y separar a los demás y que constantemente se encuentra buscando minimizar el valor de los demás. ¿Tiene el hábito de disminuir la bondad de los demás al punto de menospreciar? ¿Describiría "malicioso" tu naturaleza? ¿La gente te elige para estar en su equipo o te evita como una plaga?

Si te evaluaras a ti mismo a través de estos “lentes aritméticos” imaginarios, ¿qué símbolo serías?

Verás, creo que nosotros, como líderes, debemos esforzarnos por ser esas personas con las que otros anhelan pasar tiempo porque agregamos valor y queremos ver a otros sobresalir más allá de nuestro propio liderazgo. Nadie quiere estar rodeado con una persona condescendiente, con mala actitud, argumentativo o que siempre busca cosas negativas en la vida de otra persona, en lugar de resaltar lo mejor. Sí, hay un momento para discutir las áreas que necesitan mejoría, pero la actitud y/o los lentes con que vemos a otros marcará una gran diferencia con los que lideramos acepten o rechacen nuestro liderazgo.

Este es mi punto: un líder extraordinario es aquel que busca colocar a los demás en primer lugar, servir e inspirar a otros a tomar acciones positivas. No alguien que solo se preocupa por su propia posición y bienestar en su organización o empresa, sino que busca INTENCIONALMENTE elevar a otros como él o ella está elevando a Jesús en sus propias vidas personales.

Me encantaría conocerte. Comenta a continuación y si crees que esta publicación podría interesarle a otros, compártela en tus redes sociales. Además, ¿tienes una sugerencia para publicaciones de este blog que te gustaría que escribiera? Comparte tus pensamientos en los comentarios también.

0 views0 comments

Recent Posts

See All

© 2020 Oscar Castillo